Hay gran preocupación por el aumento de cáncer de piel en Uruguay.

Según datos proporcionados por el Registro Nacional del Cáncer de la comisión honoraria, la incidencia de cáncer de piel (melanoma y no melanoma) para el período 2010-2014 fue de 7.500 diagnósticos nuevos, un promedio anual de 1.500 casos, es decir que se diagnostican cuatro nuevos casos cada día y fallecen más de dos personas por semana como consecuencia de esta patología.

Los expertos aseguran que existe un subregistro de esta patología, dado que el cáncer de piel no melanoma tiene un comportamiento más benigno y con una mortalidad más baja (80 % por melanoma y 20 % por no melanoma).

El ministerio de salud insta a protegerse de rayos solares y a realizar consulta precoz para evitar un cáncer que claramente se ve incrementado, en muchos casos, por la imprudencia de la gente que ex profeso*, se expone al sol en horarios no aconsejados.

Se recomiendan a la población evitar la exposición a los rayos ultravioletas entre las 11:00 y las 16:00 horas y utilizar medidas de protección. Enfatizaron que de detectarse nuevas lesiones o cambio de apariencia en la piel, se debe consultar al médico.

El ministro Jorge Basso, recordó que la piel es el órgano más grande que tenemos, de ahí la importancia de cuidarla. "En el momento que exponemos la piel a más radiaciones ultravioletas, se pasa del enrojecimiento hasta las quemaduras, pasando por el cáncer de piel, que es el tipo de cáncer más frecuente en Uruguay y en el mundo. Por eso hay que insistir, sobre todo en que las personas más vulnerables se protejan a las horas pico de sol", indicó. El jerarca subrayó la importancia del diagnóstico precoz, dado que la mayoría de los casos tratados a tiempo se curan totalmente.

Recomendaciones

Se recomienda que toda persona que detecte una lesión nueva en la piel o una ya existente pero que cambie su apariencia (tamaño, forma, volumen o color) consulte al médico. Puede que no sea nada vinculado al cáncer, pero la persona no tiene manera de saberlo si no es revisada por un especialista.

Los rayos ultravioletas son el principal factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de piel, por lo que los dermatólogos recomiendan que la población utilice medidas de protección durante todo el año, en especial y con mayor énfasis en verano, entre las 11:00 y las 16:00 horas, dado el incremento en la intensidad de los rayos. En ese horario, directamente, se sugiere evitar la exposición al sol. Entre las recomendaciones se incluye: cubrirse con ropa (cualquiera, con protección UV o sin ella, pero preferentemente oscura), sombrero (de ala ancha), lentes, protector UV y procurar resguardarse en zona de sombra.

En cuanto al factor de protección solar, se sugiere entre 30 y 50 y que sea reaplicado con frecuencia, sobre todo después de largas exposiciones al sol o al agua, más aún en el caso de niños pequeños.