Michel, cuánto ha pasado de la inauguración de éste bello lugar, en donde estuvieron invitados empresarios y vecinos de la zona?

Ya pasaron nueve años, de la inauguración de la Martina, octubre de 2008. Justamente ese día realizamos la primera nota con LA PRENSA DE LA ZONA OESTE.

Sin duda se ven los progresos. Ahora como dividida en dos, grande líneas, una lo que es el Salón de Eventos y otro lo que es la parte del restaurante "El Tero". Cuéntenos cómo va surgiendo ésto…

Lo que surgió primero, fue obviamente "La Martina", un salón de eventos, un proyecto que hasta hoy sigue generando reformas, modificaciones, ampliaciones, por la demanda de nuestros clientes, que siempre vuelven, y nos recomiendan. Ya hace unos cinco o seis años que abrimos la "Casa Vieja", en aquel momento era un restaurante para el día, más que nada, para la gente de la zona. Hace tres años que lo convertimos en el restaurante "El Tero", ya un poco más profesional.

¿A qué se debe ese cambio?

Motivó mucho el hecho que mi hijo Danilo, es el chef ejecutivo. El estuvo en España haciendo algunos cursos de posgrado, en gastronomía, y fue como que dio vuelta la cocina. Realmente tenemos una propuesta muy buena en el sentido gastronómico, y una relación precio – calidad, que es lo que nos hace estar en la pelea.

Se nota las reformas y ampliaciones, que cada vez más, embellecen el lugar. ¿Se están anexando también más espacios exteriores?

Sí, La Martina, es un salón muy versátil. Tiene la posibilidad poder utilizar un amplio salón y otros espacios más pequeño, Tiene espacio externo como barbacoa, piscina, en la parte de "El Tero" estamos haciendo ahora una serie de deks y gasebos, de caña, medios rústicos, para anexar "Los jardines de El Tero".

Se vienen realizando nos solo eventos sociales, también empresariales, ¿no es así?

Los eventos que se realizan en la Martina son de lo más variado, cumpleaños, congresos, seminarios, despedidas de año, jornadas de integración, hay mucha empresa que viene a trabajar acá, se les brinda el almuerzo, trabajan durante el día y después un poco de distensión, fútbol, piscina, etc. Tenemos muchísimas empresas como clientes firmes, de todos los años.

¿Ha sido una gran apuesta para usted, venir a instalarse al oeste, con este tipo de emprendimiento?

Yo me siento un poco responsable de esta apuesta que hicimos hace nueve años. Realizar una gran inversión, en esta zona que estaba muy depreciada, no fue una decisión fácil. Te doy un ejemplo, yo tuve durante tres años un basural enfrente y durante todo ese tiempo estuve peleando para que lo sacaran. Al final logramos que pongan un contenedor para eliminar el basural, y se fue mejorando el entorno, las casas están pintadas, los jardines arreglados, ha mejorado muchísimo el nivel de vida de los vecinos.

¿Con cuánto personal cuenta la empresa?

Personal fijo de todos los días unos 18 más o menos, y después para los eventos, obviamente personal temporal, que va de acuerdo a la cantidad de gente y al tipo de evento.

Se fue generando algo muy bueno, el personal ayuda muchísimo, mis hijos mismos me ayudaron mucho, tanto Joaquín, con el tema comunicación, la parte de diseño, etc., Martina, (a ella debe el nombre La Martina) también está trabajando acá en sus momentos libres, haciendo también comunicación y Diseño Y Danilo está como jefe de cocina, responsable de toda la parte gastronómica, tanto de la Martina como del restaurante "El Tero". Mi personal, prácticamente es el 100% de acá de la zona.

Lo llevo de nuevo al restaurante, me comentaba hace un rato que hay cambios en la propuesta. Cuéntenos de que se trata…

Hay una propuesta gastronómica que es un menú diario, accesible a la gente de la zona, y ahora también se incorpora de noviembre a marzo, una nueva propuesta.

El restaurante tiene una carta muy linda, es una carta sencilla, con platos gourmet, precios normales, no es caro, y durante todas las semanas se renueva la propuesta de sugerencias. Hay tres sugerencias además de un menú diario, digamos un menú ejecutivo, hay para todos los gustos, si tú querés comer un salmón, puedes o comer un salmón, si quiere comer parrilla, minutas, pasta, es solo pedirlo.

¿Durante los meses de verano el restaurante se podrá disfrutar también por la noche?

Sí "El Tero" abre de martes a domingo a mediodía, todos los días al mediodía, los lunes estamos cerrados. Pero a partir de noviembre empezamos a abrir de noche, los jueves y viernes y sábado.

Pero una propuesta con características más de barra de tragos, para degustar buenos vinos, y una serie de tapas o tablas de mar, tablas españolas, para dos personas o para cuatro, que con eso cenas y también es bastante económico. Claro que siempre se puede optar por cenar a la carta. También habrá buena música.

¿Qué horario va a estar abierto por la noche?

A partir de las 20 horas, hasta las 12 de la noche más o menos, estaremos abiertos jueves viernes y sábado, durante toda la temporada de verano, hasta el mes de marzo.

¿Se puede venir directamente o hay que hacer reservas?

Se pueden ir directamente o hacer la reserva, siempre conviene llamar para asegurase lugar.

Las amplias instalaciones permiten realizar distintas actividades. ¿Los clientes pueden recorrer y disfrutar de todo el lugar?

Éstos una chacra en donde damos confort a los eventos, disponemos de tecnología, buena gastronomía, buena atención. Pero es una chacra, y tiene plantaciones de olivos de dos especies diferentes, y todos los años hacemos aceite de oliva. El aceite de oliva que se consume en el establecimiento es de nuestra producción. Hacemos aceitunas en conserva, y bueno después hay un buen gallinero, consumimos los huevos caseros de acá, y ahora estamos haciendo una quinta tratando de que todo lo que se consuma en verduras se produzca en la chacra. También hay ovejas, gansos, patos, que la gente que viene al mediodía generalmente va a dar una vuelta y pasan un lindo rato.

Los fines de semana viene mucha familia ¿No?

Sí, mucho. Los fines de semana al mediodía, vienen muchas familias con sus hijos, y mientras los pequeños disfrutan de todas las instalaciones, los mayores comer tranquilos. Se suele ver a mucha gente paseando por el monte de olivos, caminando, o yendo hasta el tajamar. La gente lo pase muy bien.