La Chef y jurado del exitoso programa, Lucía Soria, nació en Córdoba, República Argentina, y desde hace varios años vive en Uruguay.

Asegura que le divierte hacer MasterChef, que hace tiempo quería estar en televisión y que "Jacinto", su restaurante de la Peatonal Sarandí, en la Ciudad Vieja, es el lugar que más la hace feliz.

Con ella habló LA PRENSA DE LA ZONA OESTE, luego de culminada la grabación de un nuevo capítulo de la segunda temporada del exitoso reality. Esta vez realizado en Hotel y Casa de Campo La Baguala.

Culminando una nueva grabación del segundo ciclo de MasterChef, nuevamente en el oeste montevideano, los hemos oído decir que es un lugar muy especial, en donde hasta el sol se complotó a favor, ya que el pronóstico del clima con antelación era adverso. ¿Cómo fue la experiencia del día de hoy.

Muy linda experiencia, el lugar, La Baguala, es muy especial y muy bello, Además teniendo en cuenta, que Sergio esta acá, que tiene la cocina y que eligió este lugar para armar nuevamente su vida: Creo que fue una jornada muy criolla, muy campestre, por suerte también el clima nos acompañó, y creo también, que los participantes dieron todo de sí, para poder dar de comer a los invitados y que todo resultara un éxito.

Este segundo ciclo se ve diferente, así lo percibimos como televidente. Los participantes están jugando de otra manera. ¿Esto es así?

Sí. Me parece que son muy diferentes, como vos decís. Creo que también desde la producción y todo el equipo, se buscó eso, porque si no, todos tendemos a comparar. Me parece importante que fueran personajes diferentes. Vimos muy poco hasta ahora para poder decir si son mejores jugadores, es una variable que se va a ir viendo más adelante. Pero creo que sí son diferentes formas de jugar el juego, de vivir el reality show.

Un reality show con producción exclusivamente uruguaya, en su segunda exitosa temporada y marca puntos muy altos de rating. Esto "tira por tierra" lo descreído que solemos ser los uruguayos, con respecto a que en nuestro país se pueden hacer muy buena televisión. ¿Coincide con este razonamiento?

Sí, totalmente. Eso es una de las mayores virtudes de este proyecto. Creo que siempre hay uno, que tiene que ser el valiente, entonces hay muchos que continúan. Realmente MasterChef es un formato que está probado en un montón de países, entonces eso da una confianza. Además para mí tiene algo muy lindo, que es en cada lugar que salimos en exteriores, muestra mucho de cómo es la gente, de cada lugar específico, su cultura y su forma de ser.

¿Son consientes de que cada martes un ómnibus, el trabajo un comercio la gente habla de quien se fue, cuál fue el mejor plato y todo lo concerniente al programa?

Sí creo que ha habido una grata repercusión, la gente se da cuenta que es un programa que cuesta hacerlo, y que hoy en día, está de igual a igual a cualquier otra producción de otro país. Creo que eso también es un gran logro de canal 10.

Tú tienes una vasta experiencia como educadora en el área gastronómica. MasterChef además de un reality, es una escuela, ¿Cómo lo vive desde ese lugar?

Como educadora en mi profesión lo vengo haciendo desde hace mucho tiempo, tengo la suerte, que desde que empecé he estado a cargo de mucha gente. Ahí estás enseñando todos los días, es otra cosa llevarlo al plano de un programa de televisión y tan masivo. Para mí eso es algo muy nuevo, estar expuesta tan ampliamente, pero bueno trato de hacer lo mejor.

Se la ve que por momentos es muy crítica en sus devoluciones…

Creo que hay días que estoy mejor, creo que hay días que estoy peor, pero bueno como todos.

A mí lo que me moviliza a dar devoluciones positivas o negativas, es el esfuerzo que veo hacen o no los participantes.

Para mí está todo bien, es un juego, pero no es un juego para divertirse, es un juego para mejorar uno, y para ganarle a otras personas; entonces la diversión hay que dejarla afuera, para jugar un sábado con tus amigos; acá no es el lugar, y eso a mí muchas veces me choca.

¿Es consciente que también se enseña a cocinar a mucha gente, a través de la pantalla?

Sí. Desde este lugar y de alguna manera, educar a través de la pantalla a tanta gente, es algo nuevo para mí. Lo hablo con gente de producción, con Sergio, Laurent, es una gran responsabilidad. Pero creemos, que de a poquito se va aceitando, porque uno aprende todos los días, no es tan fácil, pero estoy contenta, vamos bien.